5 REGLAS BÁSICAS EN EL AJEDREZ DE COMPETICIÓN

Reglas básicas para poder jugar un torneo de ajedrez

El ajedrez de competición se juega con las mismas reglas que el ajedrez informal. Sin embargo, el ajedrez de competición agrega varias normas. Es fundamental conocer dichas normas para no tener malas experiencias.

No se espera, en un primer momento, que los jugadores memoricen todo el reglamento. Que los jugadores sean conocedores de las reglas más importantes es más que suficiente para tener  confianza en cualquier torneo y evitar incidencias.

Éstas son las normas que son de obligado conocimiento para los que se inician en la competición:

Pieza Tocada, pieza movida.

Si tocas una pieza hay que moverla (por muy duro que sea). Por eso es tan importante pensar la jugada antes de realizarla. Esta regla te obliga a jugar bien al ajedrez.  De esta manera te acostumbras a pensar antes de realizar la jugada porque eres consciente que la decisión tomada no tiene retorno. Esta regla también se emplea si se toca una pieza del contrario, en tal caso se debe capturar. La norma solo se aplica si haces un movimiento legal con la pieza tocada.

Hablar durante la partida de ajedrez

¡No se puede! Esta prohibido hablarle al rival durante el desarrollo de la partida. Tampoco se puede hablar con un espectador en el turno de juego. Ni tampoco un espectador puede hablar con el jugador (aunque sea familiar) durante el desarrollo de la partida. Si hubiese algo que decir para interrumpir la partida, hay que dirigirse al arbitro en primera instancia. Esta regla tiene excepciones, ya que esta permitido ciertas acciones que obligan a hablar, como proponer tablas, parar el reloj para solicitar la asistencia del arbitro, etc. También está permitido levantarse en el turno del contrario, pero siempre en silencio.

Prohibido el uso de móviles

En la gran mayoría de torneos, el solo hecho de llevar encima el móvil en la sala de juego es suficiente para perder la partida. Hoy en día, algunos torneos te permiten llevar encima el móvil siempre y cuando esté apagado. Pero la tendencia es tolerancia cero al móvil o a cualquier dispositivo electrónico.

Correcta utilización del reloj de ajedrez

El reloj de ajedrez suele distraer al principio, pero a poco que se practique, se mecaniza el movimiento y no dificulta para nada nuestro tiempo de reflexión. Es más, el hecho de que tengamos un tiempo de reflexión limitado, mejora nuestro pensamiento ya que nos obliga a centrarnos en lo principal de la posición y evita que caigamos en la dispersión. Lo más importante al principio es recordar de presionar el reloj después de cada movimiento que se hace y  usar la misma mano para hacer el movimiento y tocar el reloj. 

Comunicar el resultado de la partida

Una vez terminada la partida hay que comunicar el resultado. La costumbre es que el ganador comunique el resultado al árbitro. En caso de tablas, los dos jugadores tienen que informar del resultado. De no comunicar el resultado, se arriesgan a que el arbitro coloque un doble cero, es decir la perdida de partida para los dos jugadores.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*